Loading
Buscar en Drogas México

   

Carta enviada a Carlos Marín :: Drogas México
trisección

Políticas

Guías para el debate: Lenguaje sobre drogas, 5 términos a diferenciar
Carta enviada a Carlos Marín
Sí financian la criminalidad


Sr. Carlos Marín: Respecto a su comentario de la inconsciencia económica de los usuarios de cannabis, a quienes señala como "financieros" (nunca habíamos recibido un mote tan elegante, ya nos han enjaretado otros a lo largo de la historia: violentos, locos, improductivos), le comento que en la marcha del sábado hubo una...
MAY
7
2 0 1 3

0 comentarios


Carta enviada a Carlos Marín

Asociación Mexicana de Estudios sobre Cannabis AMECA, Leopoldo Rivera Rivera

Martes 7 de mayo de 2013 (20/05/13)





Sr. Carlos Marín:

Respecto a su comentario de la inconsciencia económica de los usuarios de cannabis, a quienes señala como "financieros" (nunca habíamos recibido un mote tan elegante, ya nos han enjaretado otros a lo largo de la historia: violentos, locos, improductivos), le comento que en la marcha del sábado hubo una manta de más de cuatro metros con la leyenda:

"CONTRA EL NARCOTRÁFICO Y MILITARIZACIÓN, AUTOCULTIVO Y REGULACIÓN", y también se coreaba la consigna: “EVITA EL CATACLISMO, CULTÍVALA TÚ MISMO”

Ambas muestran perfectamente la consciencia que en el movimiento existe del problema de financiamiento que menciona y que justo no es causa de los consumidores de cannabis, sino de la política que sobre las drogas ha existido desde el pasado siglo. Es debido a esas políticas que los inofensivos cannábicos pasaron a estar, literal y permanentemente, entre dos fuegos y acabaron siendo el chivo expiatorio de diversos males sociales, lo que ha generado cantidad de estereotipos que han servido para acusar a los consumidores de, por lo menos, extravagantes, disfuncionales y, cada vez menos por la información contrastada que comienza a fluir, de violentos o agresivos.

No todos los consumidores de esta planta son tan extrovertidos (ni tan creativos) como Iván, el chico citado en la divertida nota de Esthela Flores, cuya cobertura agradecemos. Muchos usuarios son absolutamente serios y su consumo pasa inadvertido por ser ciudadanos incorporados sin ningún problema a los esquemas laborales y económicos que el mundo impone. Tenga por seguro que consumidores de cannabis hay en todos los estratos sociales, en todas las profesiones y actividades legales o ilegales; en todos los rumbos de las ciudades mexicanas (75 mil en el DF, según publicación reciente) y, lo único realmente preocupante, en un cada vez más abierto rango de edad.

Lo diré en sus palabras: pachecos hay en todos lados. Pero sólo los notamos cuando son nota roja o de color; le aseguro que la gran mayoría son ciudadanos productivos, respetuosos de las normas y deseosos de entrar el marco de la ley (casi todos están PUESTOS PARA PAGAR IMPUESTOS, como informaba otra manta en la marcha). Muchos de ellos no acudieron el sábado porque el estigma sigue siendo demasiado poderoso en nuestra sociedad y puede significar sanciones económicas y morales.

Aunque nunca ha estado penado el consumo, sólo recientemente existe en las leyes el concepto de consumidor, pero deja en el aire la cuestión del acceso a la sustancia. La ley reconoce el derecho de la ciudadanía a fumar mariguana. Paradójicamente, cultivar, aun para consumo propio o personal, está severamente penado por las leyes mexicanas. El abasto es, pues, una asignatura pendiente que se torna urgente por la necesidad de cortar fuentes de suministro al crimen organizado. El autocultivo, ya se ha expuesto en distintos espacios, es una de las soluciones a ambos problemas
(como usted bien lo reconoce en su columna de hoy martes).

A pesar de que no comparte la postura de la genéricamente conocida como legalización (término cuya aclaración merece una comunicación aparte, ya que preferimos “regulación”), me parece que no estamos tan distantes cuando menciona usted la posibilidad, no sólo del autocultivo como solución, también la de la existencia de personas físicas o morales no clandestinas (fiscalizadas por el Estado, añadiríamos) que de forma segura provean a los usuarios de mariguana limpia y de calidad, porque justo eso es lo que queremos: salir de la clandestinidad pacífica y ordenadamente con leyes claras para producción y consumo; convertir el mercado criminal existente en uno regulado y benéfico para el país; y comenzar a investigar y a aprovechar las posibilidades industriales y terapéuticas de una planta que, más que enemiga, históricamente ha sido una aliada de la humanidad.

Sin más por el momento, me despido informándole que durante la marcha no se presentó incidente alguno y si hubo algún saldo que reportar, éste fue verde.

Saludos.

Leopoldo Rivera Rivera

Representante del comité organizador de la XIII Marcha del Día Mundial por la Liberación de la Mariguana en México - Movimiento Cannábico Mexicano.

Presidente de la Asociación Mexicana de Estudios sobre Cannabis AC



estás viendo:
Carta enviada a Carlos Marín
volver arriba
Marcha cannábica ...


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation