Loading
Buscar en Drogas México

   

Mariguana, dos razones para el sí :: Drogas México
género

Noticia

070813 Cyberboletín CuPIhD 970
Mariguana, dos razones para el sí
Mariguana legal en el DF, algunos apuntes: Paradigmas


En junio de 2009 la directora del penal femenil de San José El Alto, Querétaro, donde la indígena Jacinta Francisco Marcial estuvo injustamente presa, contaba que tenía internas que eran recluidas muy poco tiempo después de que su pareja fuera ingresado en el reclusorio varonil ubicado justo al lado de aquella cárcel....
AGO
7
2 0 1 3
0 comentarios


Mariguana, dos razones para el sí

Salvador Camarena

Miércoles 7 de agosto de 2013 (07/08/13)
La razón ver en razon.com.mx






En junio de 2009 la directora del penal femenil de San José El Alto, Querétaro, donde la indígena Jacinta Francisco Marcial estuvo injustamente presa, contaba que tenía internas que eran recluidas muy poco tiempo después de que su pareja fuera ingresado en el reclusorio varonil ubicado justo al lado de aquella cárcel.

Pasaban de visitantes a reclusas luego de “heredar” de su pareja la venta al menudeo de drogas, y acababan como su hombre: en el bote.

Si no hubiera otra razón, sólo por historias (y sus implicaciones) como esas de San José El Alto yo estaría a favor de la regulación de la mariguana en el DF y más allá de Cuautitlán.

Porque esto no es un caso anecdótico, sino botón de muestra de un grave problema social. Vale la pena volver a los datos de la encuesta a internos de Centros Federales de Readaptación Social, coordinada por las investigadoras Catalina Pérez Correa y Elena Azaola, dada a conocer el año pasado. Estos son algunos de sus hallazgos:

—Los delitos contra la salud constituyen el principal delito de los internos sentenciados en los centros penitenciarios federales. 60.2% de los internos están sentenciados por estos delitos. En el caso de las mujeres, el porcentaje es significativamente mayor ya que el 80% está sentenciada por esos delitos.

—Las mujeres internas en los centros federales están sentenciadas en gran mayoría por delitos contra la salud, no violentos. Se trata, de mujeres sin antecedentes penales (98.9% de los casos no han sido sentenciadas previamente), sentenciadas sin concurso de delitos (88% están sentenciadas únicamente por el delito de drogas) y que en 91.6% de los casos reporta no haber portado armas.

Cuando les preguntaron a los internos cuál fue la sustancia por la que fueron sentenciados, 58.7% de ellos dijo que por mariguana. Y en apoyo de lo que decía la directora del penal de San José El Alto, la encuesta reveló que “mientras que sólo 2% de los internos varones tienen a su pareja en prisión, 22% de las mujeres se halla en esta situación”.

En Regulación de las drogas y mitigación de riesgos y daños: opciones y estrategias, Bernardo González-Aréchiga, José Antonio Caballero, Alejandro Madrazo Lajous, David Pérez Esparza y Ana Gabriela Santana, advierten que “se ha criminalizado por igual a productores, traficantes, narcomenudistas y consumidores sin analizar su peligrosidad social. Destacan fenómenos como el encarcelamiento de mujeres de escasos recursos acusadas de tráfico de drogas, (coloquialmente conocidas como ‘mulas’). Esta medida no sólo desintegra familias, sino que genera costos al Estado”.

Si lo anterior no basta para darnos cuenta de que estamos metiendo a la universidad del crimen a primodelincuentes (muchas de ellas mujeres), hay que citar otro estudio, dado a conocer en Nexos de diciembre de 2012 (http://www.nexos.com.mx/?P=leerarti...). En él, los ya citados Madrazo y Santana destacan que el número de delitos contra la salud se disparó de 2001 a 2009. Pasaron de alrededor de 20,000 en el trienio 2001-2003 a más de 60,000 en el periodo de 2007-2009. ¿Por qué? Porque se criminalizó a los consumidores. “El crecimiento en el número absoluto de detenidos entre 2007-2009 se debe, casi en su totalidad, a la detención de consumidores: casi 20 mil más”.

No convirtamos al consumidor de cannabis en delincuente, no pensemos que un narcomenudista de mariguana primodelincuente y no violento (y muchas veces mujer) se “reinsertará socialmente” tras pasar un periodo en la cárcel. Dos razones para dar un sí a cambiar ya la ley en este tema.

ver en razon.com.mx


estás viendo:
Mariguana, dos razones para el sí
volver arriba
...


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation