Loading
Buscar en Drogas México

   

El Movimiento Cannábico en México: un recuento :: Drogas México

Marcha cannábica
Carteles y cobertura de las marchas y eventos del Día Mundial por la Liberación de la Cannabis celebrado en la Ciudad de México desde 2002

Marihuana. La marcha mundial 2015
El Movimiento Cannábico en México: un recuento
Primavera cannábica


Lo que se creía era una relación positiva con el gobierno de la ciudad resultó no serlo tanto. Desde febrero de 2014 se ingresaron los escritos correspondientes para realizar actividades públicas en tres espacios: la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco; el Tianguis Cultural del Chopo, y el Monumento a la Revolución;...
MAY
12
2 0 1 4


0 comentarios


El Movimiento Cannábico en México: un recuento

Lunes 12 de mayo de 2014 (13/05/14)
Colectivo por una Política Integral Hacia las Drogas CUPIHD ver en us5.campaign-archive1.com





Lo que se creía era una relación positiva con el gobierno de la ciudad resultó no serlo tanto. Desde febrero de 2014 se ingresaron los escritos correspondientes para realizar actividades públicas en tres espacios: la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco; el Tianguis Cultural del Chopo, y el Monumento a la Revolución; las fechas: 20 y 26 de abril, y 3 de mayo. Sin embargo, estas solicitudes no fueron respondidas, lo cual llevó a una serie de desencuentros del Movimiento Cannábico Mexicano (MCM) con las autoridades.

El primero de éstos ocurrió el 20 de abril en Tlatelolco, donde se llevaría a cabo la actividad titulada Conversemos sobre Cannabis, a la cual estaban convocados dos legisladores, activistas y varias figuras del medio cultural, así como diversas bandas musicales de renombre; se pretendía dialogar sobre las recientes iniciativas ingresadas tanto en la Asamblea local como en las dos federales. Se tenía el antecedente de que en octubre pasado se había realizado el cierre de AmeriCannabis II, la Semana Cultural Cannábica, con una actividad que implicaba una logística similar y sólo se había informado al gobierno central, que había dado su visto bueno e informado a la delegación local de tal actividad, con lo cual se desarrolló tranquilamente y sin molestias. Al igual que el año pasado, funcionarios menores del gobierno de la ciudad señalaron telefónicamente que la actividad estaba aprobada. Sin embargo, desde el momento de instalar el sonido acudieron policías y funcionarios de la demarcación a exigir el permiso escrito, con el cual no contaban los integrantes del MCM. Los funcionarios del gobierno nunca contestaron el teléfono. Las cosas se pusieron tensas, al grado que el funcionario a cargo amenazó con registrar las pertenencias de todos los presentes, en un claro exceso de sus funciones, pues suponía que los ciudadanos convocados podrían portar más de los cinco gramos de cannabis que no ameritan pena alguna en las leyes mexicanas. Ante la amenaza de un jefe policiaco de traer camiones con granaderos, los organizadores decidieron cancelar la actividad y retirarse para evitar que la policía violentara a quienes ahí se encontraban.

Al siguiente sábado, la realización de la Caravana Cannábica en el famoso Tianguis del Chopo transcurrió sin problemas. La hospitalidad característica de los comerciantes que administran ese espacio —que no está bajo la tutela del gobierno de la ciudad— permitió difundir la información sobre las razones para estar presentes en una sociedad que comienza a debatir la mejor forma de incluir a la cannabis en la vida cotidiana de México. Se repartió información sobre los derechos de los usuarios de cannabis, hubo poesía y música; todo se desarrolló en completa paz y conforme a lo programado.

La tercera fecha era la de la marcha y su correspondiente festival. Los días transcurrían y el gobierno no daba respuesta a la petición de marchar por las calles del primer cuadro y cerrar la manifestación con un festival para el que ya se contaba con la confirmación de varios elencos. Finalmente, el MCM fue llamado a una reunión el 30 de abril. Pidieron encarecidamente no marchar, pues ese 3 de mayo habría varias otras movilizaciones de grupos que en ocasiones realizan destrozos en el mobiliario urbano y en establecimientos comerciales y no podrían atender la movilización cannábica como en ocasiones anteriores, en las que se apoyaba con cierres a la circulación. A cambio, ofrecieron apoyar el Primer Festival Cultural Informativo del Día Mundial por la Liberación de la Mariguana, que se llevaría a cabo en el Monumento a la Madre. Cumplieron con lo ofrecido: sonido y cordón policiaco, que estaba encargado de evitar el paso de botellas de vidrio pero los elementos de la Secretaría de Seguridad de la ciudad nuevamente se excedieron y cachearon a los asistentes, además de que les decomisaban la cannabis que portaban si, de acuerdo con su valoración, excedía los 5 gramos (no se supo qué harían con lo decomisado, que también eran pipas y otros instrumentos para fumar). La indignación hizo que muchos prefirieran no entrar, sobre todo cuando, a unos metros, se llevaba a cabo otra actividad musical donde el consumo de todo tipo de sustancias se daba a tope y de donde, sin ser convocada por el MCM, partió la marcha anual del cannabis con alrededor de dos mil personas, aunque sin la vistosidad y organización de las precedentes.

Desde el MCM tuvimos varios aprendizajes: la Marcha es una actividad ciudadana que ya no depende de la convocatoria y ocurrirá con o sin ella. El ambiente en el Festival fue mucho más relajado que en anteriores actividades cannábicas. La posibilidad de evitar o reducir el consumo de alcohol en estas festividades permite una convivencia más armónica entre los participantes, así como una mejor asimilación de la información que se ofrece.

ver en us5.campaign-archive1.com


estás viendo:
El Movimiento Cannábico en México: un recuento
volver arriba
Marcha cannábica

referentes


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation