Loading
Buscar en Drogas México

   

Narcocorridos :: Drogas México
género

Artículo

Nuevas políticas contra el narcotráfico: un tabú
Narcocorridos
Caos y vacío: metáforas de las culturas juveniles


[La autora hace un recorrido por la música tradicional del norte. Si bien, por su formato no ahonda en el narcocorrido, su génesis...Según algunos expertos, los corridos son el resultado del mestizaje entre hispanos e indígenas. Estos mismos expertos alegan que el género musical nació en Texas durante la guerra contra Estados Unidos, en la cual perdimos, vendimos...
SEP
1
2 0 0 4

0 comentarios


Narcocorridos

Sandra González

Miércoles 1 de septiembre de 2004 (07/07/05)
Revista Marvin: Norte y Frontera [La autora hace un recorrido por la música tradicional del norte. Si bien, por su formato no ahonda en el narcocorrido, su génesis y su significación social en la actualidad, el presente artículo es una invitación para acercarse a este tema, particularmente en los libros de Elijah Wald y José Manuel Valenzuela. Ambos libros se encuentran disponibles en la



Según algunos expertos, los corridos son el resultado del mestizaje entre hispanos e indígenas. Estos mismos expertos alegan que el género musical nació en Texas durante la guerra contra Estados Unidos, en la cual perdimos, vendimos o regalamos más de la mitad de nuestro territorio.

 

Los corridos cuentan anécdotas siguiendo el ritmo alegre de una polca o un vals. Son tocados por una banda de metales y una guitarra y, en general, narran anécdotas de triunfo, derrota y determinación. El corridistas comienza con un llamado al público, luego anuncia quién, cuándo y dónde de la acción, y finaliza —casi sin excepción— con una lección moralizante. En sus estrofas se retratan los deseos y frsutraciones del publo mexicano, hablan de lo dura que es la lucha contra la pobreza y promueven la identificación grupal creando héroes, antihéroes, mitos y leyendas, como son el caso de Jesús Malverde —santo de los narcos— y de Juan Soldado —santo de los indocumentados.

Sus letras manifiestan los complejos entretejidos de la vida de dos Méxicos: el habitado por los nacionales y el habitado por los que están del otro lado. A través de estas canciones podemos reconstruir parte de la historia del pueblo mexicano.

En 1848, los corridos versaban sobre el problema de discriminación hispana ejercida por población y gobierno norteamericanos. Fue en éstos que se inmortalizó la figura del bandolero (por ejemplo, Juan Nepomuceno y Joaquín Murrieta). Para comienzos del siglo XX, los temas preponderantes eran la Revolución Mexicana, el movimiento cristero y las luchas obrero—campesinas. Todos estos movimientos fueron difundidos mediante los corridos, en una población mayormente analfabeta. En los años veinte, los corridos se centraron en las historias de tequileros —contrabandistas de alcohol que trabajaban para Estados Unidos. La Segunda Guerra Mundial también fue plasmada en canciones, ya que muchos soldados que pelearon bajo la bandera norteamericana eran mexicanos o descendientes de mexicanos. Uno muy famoso fue "Discriminación a un mártir". En él se narra la historia de un soldado mexicano al que se le negó servicio funerario, a pesar de haber muerto peleando por Estados Unidos. En los setenta se comenzó a cantar sobre el tráfico de drogas, los famosos narcocorridos. Para el temido Chupacabras, Colosio, las elecciones del 88, el salinato, el 11 de septiembre y la Guerra del Golfo también se escribieron corridos.

Como vemos, la temática de los corridos corresponde a la problemática de la época. Sin embargo, hay elementos constantes: la batalla contra la pobreza, la lucha por adaptarse a la cultura anglosajona sin perder las raíces hispanas, la incesante búsquedad de identidad en la que no queda claro si se es de aquí o de allá, y el constante abuso al que se ven sujetos los mexicanos.

Los narcocorridos nacen a principios de los setenta con los Tigres del Norte y su éxito "Contrabando y traición", en el que se narra la historia de Camelia La Tejana, quien después de un contrabando llevado a buen fin, mata a su novio y socio Emilio Varela. Las bandas más populares en este género son: Exterminador, Los Huracanes del Norte y Los Tucanes de Tijuana. Mediante las letras de sus canciones podemos ver, desde otra perspectiva, lo que es para muchos el narcotráfico: una salida de la pobreza en la que se encuentra imersa, desde hace generaciones, gran parte de la población. Entrar al mundo de la mafia permite pan y respeto, dos cosas que carece un pobre.

Monsiváis dice que en los años de crisis, un héroe es cualquiera capaz de crear empleos (Valenzuela p.41), y la mafia crea muchos empleos. Sin embargo, no todos los narcocorridos glorifican este tipo de trabajo; reconocen su caracter ilegal pero también reconocen que es una manera de ganar dinero. Cuando se trata de escoger entre el hambre y el peligro, la decisión es dura pero la resolución es clara:

 

Mucha gente critica mi vida porque trabajo contra la ley,

dicen que gano dinero sucio, no lo niego, eso lo sé muy bien,

pero el dinero aunque esté muy sucio, quita el hambre, analizenlo bien.

La pobreza ni en cine es bonita, por eso hay que trabajar,

señores, no se asusten por lo que ando haciendo, en el mundo hay cosas mucho peores.

(El Cártel del Kilo, Los Tucanes de Tijuana)


Mi negocio es peligroso, pero el hambre te saca lo valiente.

(Ley 57, Los Tucanes de Tijuana)

 

La lealtad y la valentía son también temas centrales en los narcocorridos. Dentro de la mafia, el buen uso de estas dos virtudes puede convertir a un pobre en rico. El origen étnico y el estrato socioeconómico juegan un papel distinto dentro de este ambiente. Nadie confía en nadie, sea negro o güerito, rico o rascuachito. En más de un corrido se nos advierte que no debemos confiar en las personas, ya que nunca se sabe con qué máscara aparecerá el próximo traidor, así como el judicial y el agente aduanero no saben en qué disfraz se encuentra el próximo contrabandista —de monja, niño o abuelita.

Los integrantes de las bandas que cantan estos corridos nacieron en poblados humildes o barrios pobres. Muchos fueron a los Estados Unidos en busca de dinero, otros se quedaron tratando de sobrevivir de este lado, pero todos encontraron la fortuna en la música. Sin emabrgo, no olvidaron sus raíces. Siguen tocando en los mismos barrios y para la misma gente que los volvió famosos. Estas bandas llevan a sus pueblos las noticias del momento, imágenes con las cuales pueden identificarse y opiniones sobre la vida política y social del país. Son voceros de una realidad existente, aunque para muchos desconocida.




estás viendo:
Narcocorridos
volver arriba
Narcocultura popular


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation