Loading
Buscar en Drogas México

   

Smart Drugs, Inteligencia comprimida :: Drogas México
género

Reseña

Resumen analítico de The Natural Mind
Smart Drugs, Inteligencia comprimida
Muestra Luis Astorga en libro el panoráma del narcotráfico en México


Revista Wow N19 noviembre/diciembre 2004El sueño nerd, el ideal de los aspirantes a genios está próximo a concretarse. Y llegará de la mano...I. ¿Llegará el momento en que sea necesario pedir a un estudiante una muestra de orina para comprobar si ha consumido alguna sustancia estimulante de la memoria antes de poder juzgar con justicia...
ENE
1
2 0 0 4

0 comentarios


Smart Drugs, Inteligencia comprimida

Karen Bixen

Jueves 1 de enero de 2004 (18/07/05)
Revista WOW ver en wow.radioneurotica.com

Revista Wow N19 noviembre/diciembre 2004
El sueño nerd, el ideal de los aspirantes a genios está próximo a concretarse. Y llegará de la mano de la química. Se trata de pastillas que, dicen sus creadores, aumentan la inteligencia, y mejoran la memoria, la concentración, el aprendizaje. Harán que el cerebro no envejezca, que los abuelos ya no olviden quiénes son ni a dónde van. Son las smart drugs. Algunas (controvertidas) ya se venden en smart shops (reales o virtuales) o en las farmacias de Estados Unidos y Europa, y la polémica ha comenzado.




I. ¿Llegará el momento en que sea necesario pedir a un estudiante una muestra de orina para comprobar si ha consumido alguna sustancia estimulante de la memoria antes de poder juzgar con justicia sus resultados académicos? Puede suceder. Una legión de nuevos fármacos, que prometen llevar la capacidad humana de aprendizaje y memoria hasta límites desconocidos hasta ahora, se encuentra en fase de desarrollo en distintos laboratorios.

Algunos ya han obrado el milagro de conferir a una mosca una memoria 100 veces superior a la de sus congéneres. También se han creado ratones y caracoles eruditos, con la habilidad de aprender en apenas minutos lo que a sus semejantes les cuesta 10 sesiones de entrenamiento.

Dice la prensa médica del mundo que en menos de 10 años no nos sorprenderá ver a un ejecutivo echar mano de un frasco de pastillas al entrar en una reunión de trabajo, o a los escolares antes de un examen. Los estimulantes tradicionales, como la cafeína y las anfetaminas (éstas últimas a costa de crear adicción), capaces de potenciar la atención y el rendimiento, tendrán pronto nuevos competidores. La novedad puede no sorprender demasiado en la era de la tecnología biomédica. Era post Prozac y post Viagra. Si hay píldoras para la felicidad y para el vigor sexual instantáneo, ¿por qué no habría una que ponga el cerebelo a funcionar? La comunidad científica ya ha comenzado a debatir. Juan Carlos Ruiz Franco, nutriólogo, filósofo y ajedrecista español, quien próximamente lanzará su libro Drogas inteligentes, escribe a manera de adelanto en su sitio web (www.drogasinteligentes.com): “Sé que puede resultar polémico hablar sobre este tipo de productos, aunque quizá la mayoría de las personas se escandalizan al oír sobre él [sic], debido a la utilización del término droga, que es indudablemente feo. Pero, mientras todos los bienpensantes se escandalizan al oír hablar de drogas, no veo que nadie se eche las manos a la cabeza cuando alguien acude a la farmacia con una receta de Valium”. Un artículo de opinión publicado este año en la revista The Lancet ahonda en las dudas éticas que ha despertado el hecho de que los potenciadores de la cognición engrosen la lista de la farmacia del bienestar (de los medicamentos que la población sana consume para mejorar su estilo de vida). El autor subraya que si fueran tan seguros como para venderse sin receta, en cualquier caso los profesionales, neurólogos o psiquiatras “tendrían el deber de informarse para poder aconsejar a sus pacientes”, al igual que hacen los dermatólogos o los cirujanos plásticos. De todas formas, si bien desde hace años circulan y están a la venta cocteles químicos que aseguran ser efectivos –los llamados nootrópicos, del griego noús mente, tropos, movimiento?, para lograr la píldora universal de la inteligencia, todavía falta algún tiempo.

II. En el principio fue el Piracetam, nootrópico estándar, que al decir de Ruiz Franco, “se supone que mejora el flujo entre los hemisferios cerebrales”. Hoy en día, bajo la etiqueta de smart drugs se vende una gran variedad de psicoactivos. John Morgenlater, uno de los gurúes del movimiento de drogas inteligentes y coautor de las publicaciones Smart Drugs y Smart Drugs II, cita como mejores sustancias nootrópicas el aminoácido acetil-L_Carnitina, la hormona antienvejecimiento DHEA, el antidepresivo y estimulante sexual Deprenyl, la Hydergina, que se vende en las farmacias españolas, la Vinpocetina, que se consigue en los negocios smart europeos y otros fármacos como el Deanol, la Tromifilina, y el Mederebro, entre otros. Todas estas smart drugs se ingieren por vía oral y sus mecanismos de acción son muy variados. Los productos farmacéuticos originales tienden a aumentar las propiedades funcionales del cerebro a través del aumento de conexiones neuronales al mejorar los niveles de neurotransmisión química que llevan señales eléctricas de una célula a otra. Esto ocasiona que una persona pueda memorizar y correlacionar mucha más información en relación con su capacidad ordinaria. Estas sustancias fueron desarrolladas para los fines más diversos; su característica común es que expanden las capacidades cerebrales y/ o minimizan su deterioro natural.

En México no hay una “cultura de smart drugs” ni se recetan estos medicamentos como tales; sin embargo Ruiz Franco, señala que la mayor parte de las consultas en su página provienen de este país.

En Estados Unidos, TetraTab, un compuesto de cuatro medicamentos, se vendía ilegalmente a través de internet. La pastilla incorpora modafinil, un fármaco comercializado para tratar la narcolepsia o hipersomnia (un trastorno raro que sume a quienes lo padecen en un sueño irreprimible durante el día), el antidepresivo fluoxetina y dos estimulantes de la memoria. Todos ellos en dosis bajas que, al parecer, no causan efectos secundarios. Desarrollada inicialmente para paliar los déficit de memoria asociados con la edad ?grupo donde sus resultados fueron modestos?, la píldora fue adoptada rápidamente por las generaciones más jóvenes, y se introdujo en las escuelas y las universidades. La discusión acerca del famoso Ritalin (metilfenidato), cuya venta está autorizada para tratar la hiperactividad y el déficit de atención infantiles, continúa. Según el Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine, el número de niños que consume estos psicofármacos ha aumentado a más del doble. La tendencia de medicalizar la falta de concentración, la memoria y los problemas de aprendizaje va en aumento; sin embargo, ninguna de las sustancias mencionadas parece ser “la solución” en el caso de que alguien tenga “pocas luces” y por eso la ciencia sigue en busca de una superpíldora inteligente y está al borde del hallazgo.

III. La llave mágica del almacén de la memoria podría estar en una proteína de las células cerebrales llamada CREB, que interviene en los procesos de formación de la denominada memoria consolidada o a largo plazo (que nos permite recordar hechos acaecidos 30 años atrás como si hubieran sucedido hace 30 minutos), y cuya manipulación farmacológica es objeto de estudio para tratar el Alzheimer o la amnesia.

Los investigadores llevan más de 10 años especulando acerca del papel que desempeña esta proteína en la consolidación de los recuerdos. Los estudios en animales han revelado que la CREB entra en el núcleo de las neuronas y activa ciertos genes para que produzcan otras proteínas que incrementan la capacidad de almacenar información. Las regiones genéticas que fijan la memoria parecen ubicarse en una zona del cerebro llamada hipocampo. Precisamente, cuando esta área sufre una lesión, habitualmente se producen episodios amnésicos. El premio Nobel de Medicina, Eric Kandel, neurólogo y autor de uno de los manuales imprescindibles en neurociencia, demostró que interviniendo sobre la CREB se puede conseguir una mosca 100 veces más lista. Kandel es socio fundador de uno de los laboratorios que desarrolla moléculas farmacológicas basadas en la CREB, y él ha aventurado que en menos de un lustro obtendrá un medicamento moderadamente seguro. Mientras tanto, podemos apelar a las vitaminas del grupo B, los juegos de ingenio y los pescados azules y grasosos –como el atún y el salmón?, todo ello beneficioso para potenciar el funcionamiento de la materia gris.

+ Info

www.drogasinteligentes.com

www.redfarmamedica.com/psicofarmacos/

www.ceri.com (Congnitive Enhancement Research Institute)

Smart Drugs, Smart Drugs II, John Morgenlater (en inglés, disponible en www.amazon.com )

Para saber como mejorar el funcionamiento neuronal de forma natural: Máximo rendimiento, de Jean Carper, editorial Urano


ver en wow.radioneurotica.com

estás viendo:
Smart Drugs, Inteligencia comprimida
volver arriba

Sustancias Ciencia Salud


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation