Loading
Buscar en Drogas México

   

Virtudes sinsabores de una planta de los dioses. Entrevista con Balmodero Cáceres :: Drogas México

#cocaína
Cultura general y medidas de reducción de daños en torno a este estimulante derivado de la hoja de coca

Psiquiatría y prohibición de plantas psicoactivas
Virtudes sinsabores de una planta de los dioses. Entrevista con Balmod
Mascaras. IV. Cuando la cocaína no tenía cola


¿Cuánto costaría remplazar los cultivos de coca del Perú? Fue la primera pregunta que hizo la esposa del ex presidente de los Estados...Según los cronistas españoles, "con un puño de coca podían caminar doblando jornadas sin comer a veces otra cosa"; "hierba que los indios tienen en...
JUL
1
2 0 0 0

0 comentarios


Virtudes sinsabores de una planta de los dioses. Entrevista con Balmodero Cáceres

Cristian Jara

Sábado 1 de julio de 2000 (21/07/05)
Complot ver en complot1.com

¿Cuánto costaría remplazar los cultivos de coca del Perú? Fue la primera pregunta que hizo la esposa del ex presidente de los Estados Unidos al aterrizar en suelo inca. Apenas se enteró Baldomero Cáceres de aquello le vinieron los recuerdos de cuando un profesor polaco que venía de Varsovia hablando quechua le dio a probar la hoja, entonces se cuestionó: ¿Qué cosa? ¿Perdón? ¿Remplazar la coca? Entonces se puso a investigar y se topó con más de una sorpresa que lo volvieron el defensor más importante en el Perú de esta planta y, claro, también un polémico consumidor.



Según los cronistas españoles, "con un puño de coca podían caminar doblando jornadas sin comer a veces otra cosa"; "hierba que los indios tienen en la boca todo el día masticando, con cuyo frescor se sustentan los que trabajan en las minas".

Hoja verde de la coca

Una vez que la tienen en sus manos escogen las hojas, agarran un poco, se lo introducen en la boca y mastican hasta hacer un bolo al que le impregnan cal viva o cenizas de la tallo de la quiua, que se encarga de extraer con facilidad el alcaloide. Esta mezcla varia según la zona. El acto de masticar coca tiene en el Perú un origen muy remoto, posiblemente preincaico, sin embargo, durante el imperio la usaron en prácticas espirituales y rituales religiosos, por su capacidad de hacer entrar en un nivel de concentración acorde con las ceremonias, también para disminuir el agotamiento físico, aliviar el hambre y la sed.

Los únicos que podían comerla eran el inca, sus parientes y algunos curacas, a quien el rey por mucho favor y merced enviaba varios cestos de ella por año. Sin embargo, el uso de esta planta se difundió a todas las clases sociales de la población aborígen, subsistió durante la conquista y el virreinato, y a mediados del sglo XIX era bastante difundido su uso en preparados farmaceúticos como tónicos, elixires, jarabes, aperitivos y digestivos, llegando a ser apreciada por los médicos debido a sus propiedades depurativas de la sengre, especialmente de desechos de ácido úrico y, asimismo, para tratar el nerviosismo, la depresión, enfermedades de la garganta y otros males.

Sin embargo, a través del tiempo la hoja de coca ha sufrido cambios radicales, a tal grado que hoy en día algunos la consideran una planta maldita y dañina para el ser humano.

¿Es cierto que usted es un consumidor habitual de la hoja coca, desde cuándo?

Soy un consumidor habitual desde hace veintidós años y lo hago todos los días cuando la tengo; cuando se me acaba la extraño como si fuera un café o cigarrillo, nada más. Sin embargo, mi posición respecto a este tema es que la coca ha sido condenada por los psiquiatras, ello la consideran un vicio que causa "toxicomanía", pero los informes médicos realizados se han manifestado favorables a la coca. Para Hipólito Hunanue, fundador de la medicina peruana, la hoja de coca era el "architónico" del reino vegetal. Yo, como psicólogo social, me dí cuenta del prejuicio, busqué mejor información que la que habitualmente circula y enocntré que la coca es un excelente restaurador de las fuerzas vitales, un antidepresivo instantáneo. La coca es un producto que puede tener un amplio apogeo industrial. Pienso que debería legalizarse internacionalmente, pero la legislación internacional la considera una sustancia peligrosa que debe ser fiscalizada.

¿En el año 91, qué pasó?

En ese año la cancillería peruana aceptó el punto de vista de la revaloración de la hoja de coca. Yo en ese momento asesoraba a la Empresa Nacional de la Coca. En el 94, mediantela delcarción de Ilo, los presidentes de Perú y Bolivia decidieron firmar un acuerdo en torno a una propuesta de revalorización para eliminar a la hoja de coca de la lista de sustancias prohibidas; al año siguiente en la revista New Yorker salió un largo artículo de la nueva política de los países andinos sobre el tema de la coca, en ese año también los compromisos políticos llevaron al gobierno a que dejara de lado la revalorización de la planta. Lo cierto es que el acuerdo se canceló. Uno se pregunta ¿por qué?, evidentemente por la presión norteamericana. La soberanía en ese aspecto nos ha sido confiscada, ya que no podemos decidir sobre nuestro principal cultivo porque países ajenos consideran que lo que hay que hacer es remplazar el cultivo, lo cual me parece una locura, tanto en el Perú como en Colombia. Este tema tiene que ver con la situación de la violencia que existe en ese país vecino, y una de la manera más práctica de revertir esa violencia sería modificando la legislación de drogas, ello permitiría la libre circulación de las plantas que, en todo caso se le llame droga a las sustancias extraídas de la planta, ¡ahí está la diferencia entre cocaína y coca!. Cocaína es la sustancia extraída de la planta, es uno sólo de los componentes, pero la hoja de coca es un complemento nutricional, con vitaminas, no equivale a la cocaína aunque el efecto es igual de energético, restaurador, incluso para gente que usa cocaína los productos de coca podrían ser una solución saludable, y para la economía del país, evidentemente, claro que eso trae complicaciones políticas, incluso sociales.

¿Al gobierno de Fujimori no le conviene, por lo que veo?

A un país que pensara en términos de desarrollo claro que le convendría, a cualquier gobierno le convendría contar con un recurso natural que va a tener un mercado mundial. Lo ideal sería aprovechar la ventaja competitiva durante algunos años hasta que el cultivo se desarrolle en algunas partes donde también se produzca. En este siglo, Holanda creó plantaciones en Java, plantaciones muy importantes que abastecían a todo el mercado europeo, ahora somos los países andinos los únicos productores, cómo no nos va a interesar tener un producto que podría cubrir un mercado mundial, como el ginseng para Corea, pero la coca todavía con mayor prestigio. En este momento uno de los grandes problemas en Estados Unidos es la depresión. La coca es un antidepresivo natural que podría tener un gran empleo, pero también vienen las complicaciones, los intereses de las compañías farmaceúticas con sus propias ofertas sintéticas, Prozac o Litio, lo que sea, y se deja de lado algo que realmente es en pro del equilibrio emocional del ser humano.

Sobre todo la industria farmaceútica que es tan poderosa a nivel mundial...

Claro, si el presidente de la comisión de Naciones Unidas que vino en el año 49 y que emitió acá el informe era vicepresidente de una casa farmaceútica estadunidense, entonces son grandes intereses que impiden aprovechar los productos naturales. Es igual que los intereses que detienen la legalización de la marihuana y del opio.

¿Estás son plantas con ciertas virtudes, no es así?

Efectivamente... bueno, el opio es el único cultivo prohibido en Perú, en el código penal no figuran la marihuana ni la coca, pero a la amapola del opio la han condenado. No obstante, los países —posiblemente en México sea igual— tienen cultivos autorizados porque necesitan morfina para los dolores, puesto que es lo mejor, incluso la Organización Mundial de la Salud lo respalda, la morfina viene del opio, ahora, si los productos naturales del opio, como el láudano, que el siglo pasado se usó para los malestares, se volvieran a legalizar, el dolor en una serie de formas encontraría un perfecto control, pero fuera de la morfina el mismo uso del opio está prohibido, es contradictorio. Se debe poner la información científica al día y en ese aspecto no estoy solo, habría que distinguir a las plantas de las drogas para comenzar, me parece absurdo que no se vuelva su mirada a estas plantas que han sido aprovechadas por grandes culturas que sobreviven en zonas distintas del mundo, en el norte de Africa, por ejemplo, la marihuana y el hachís son habituales tanto fumados como en comida, pero que sin embargo desde el punto de vista occidental, por las experiencias que ha tenido la psiquiatría en este siglo, estas plantas han sido condenadas.

¿Pero no causan efectos negativos?

¡Son las que más garantías ofrecen! La hoja de coca se usa desde hace miles de años. Tiene mucho más garantías que los productos que salen de laboratorio que realizan sólo experimentos in vitro o con animales y luego recién descubren los efectos colaterales y acumulativos, cuántas de estas drogas que ahora se venden van a tener efectos acumulativos que no se conocen porque no se ha podido experimentar en un periodo largo, y sin embargo estas otras que son las naturales sí están acreditadas por la medicina folklórica de cada país.

¿Usted recuerda la primera vez que consumió coca?

Sí, yo estaba de vicerrector en la Universidad de Cuzco en el año 74, un domingo me levanté de la cama y me fui a desayunar, cerca de las diez de la mañana subí a las ruinas Sacsahuamán, y a las once y media ya no podía más, me dolía la cabeza, estaba fatigado y la boca la tenía seca, fue entonces cuando repentinamente me topé con un profesor polaco que había llegado de Varsovia, hablando quechua, especialista en Tupac Amaru, y me preguntó "¿Profesor, qué le pasa?, lo veo muy mal, ha probado usted hoja de coca?""No, nunca—le respondí con cierta intriga." Entonces pensé, ¿cómo puede ser posible que yo, profesor de la Universidad Nacional Agraria, nunca haya probado hoja de coca? Y venga, me dio a probar.

Eran las once y media de la mañana y nos quedamos hasta las cuatro de la tarde sin cansancio, perfectamente bien. Bajamos, tomamos un chocolate caliente con un sandwich de lechón; al día siguiente ningún efecto negativo. Sin embargo, desde aquella vez me olvidé, no la volví a emplear pero me pareció extraordinario, eso fue en el 74, en el 76 pasé de visita por la Universidad Nacional Agraria, adonde yo ya había regresado porque había estado de servicio en Cuzco, pasó la esposa de Jimmy Carter, y me contaron que la primera pregunta que hizo fue ¿Cuánto costaría remplazar el cultivo de coca en el Perú?, entonces cuando yo me enteré de eso me sorprendí, ¡qué cosa! ¡perdón!, remplazar a la coca ¿por qué? Y recién me enteré de toda la situación legal de la coca, también de la existencia del consejo que respaldaba la condena. Desde ahí salió mi primer artículo que publiqué en el año 77, y hasta ahora se habla de sustitución de cultivo, en el fondo viene capital pero ese dinero generalmente se queda en manos de los técnicos bien pagados que elaboran los proyectos, pero si uno va a preguntar en la misma zona cocalera qué cosa se ha logrado a lo más habrá por ahí un pequeño éxito limitado, pero eso no va a ser la solución para el cultivo, en cambio legalizando sí. Todo depende que algún gobierno quiera que se ponga al día la información científica en las Naciones Unidas, sólo así, el secretario general le va a ordenar a la OMS que lo haga, sin embargo la OMS ha mnifestado que no quiere hacerlo porque cuando acá en el Perú se hablaba de revalorización la OMS dijo veamos si vale la pena revisar el caso de la hoja de coca, y determinaron que no. Sabiendo que la infromación que tenían era del cincuenta, les pareció suficiente para decir que la coca todas maneras daba origen a la cocaína y que no había que revisar la información actual. Dos años después, yo todavía estaba en la Empresa Nacional de Coca, vino a Lima el secretario de la Junta de Control de Estupefacientes con sede en Viena, visitó la empresa, yo le mostré la biblioteca que hemos formado y le enseñé un original de Hipólito Hunane, que decía que la coca era el primer "architónico" del reino vegetal, restaurador y antifatigante, y ese trabajo del padre fundador de la medicina peruana ni siquiera figuraba en la bibliografía que había revisado de la hoja de coca en el año 50.

Entonces el secretario me dice: "Si ustedes tienen todo esto por qué no van a las Naciones Unidas y le piden que ponga al día la información." Yo me temo que Fujimori no lo hace porque la presión de Estados Unidos no se lo permite, y mientras no se haga esa gestión la OMS va a seguir diciendo que ellos lo que manejan es la información del 50, entonces no va a cambiar la legislación.

Aquí uno puede ir a un centro comercial y comprar hoja de coca, sin embargo, no se puede exportar a menos que sea con una autorización oficial del país solicitante. Cuando yo dejé de trabajar en ENACO me enteré de que en California pidieron mates filtrantes, se mandaron dos containers, que luego quedaron intervenidos, ellos lo pidieron como medicina natural, pero cuando Washington se enteró entró en conflicto con California por haber hecho ese pedido. En España entra, pero oficialmente, puesto que existen ONGs que protegen el derecho de las minorías en España a nombre de los peruanos, asimismo, en los restaurantes peruanos en Barcelona, por ejemplo, uno llega y ve mate de coca, te ofrecen las bolsitas filtrantes, pero está prohibido anunciarlo internacionalmente, la coca no puede ser publicitada.

Pero en el aeropuerto, si uno lleva coca en la maleta...

Ah, bueno, todo depende, hay personas que camino a Europa han sido detenidas en Nueva York, les han armado lío. Personalmente, al entrar a Miami he dicho que transportaba "una gran bolsa de hoja de coca", y luego de conversar con la persona de la aduana me han dicho "pase usted nomás", pero si usted llega a Francia parece que no hay justificación posible, le hacen problemas, pero si baja en Madrid lo pasan por alto. Además, en el fondo nadie cree que la hoja de coca misma sea dañina.

¿Cuál es la diferencia de chaccar pura o con cal?

Bueno, la cal o el bicarbonato parece que permite que los componentes de la hoja sean aprovechados por las membranas, incluso sin tragar ya se está aprovechando, gracias a este efecto que produce la hoja cuando se le añaden sustancias alcalinas. Un médico del siglo pasado decía que "si quiere hacer ejercicio físico añádale cal, pero si quiere hacer un trabajo intelectual mejor no se la añada porque da una mayor disponibilidad al movimiento, es más estimulante", para leer no sería aconsejable porque luego a uno le entran ganas de hacer algo en casa, por ejemplo, para el trabajo físico sirve de maravilla, y en realidad gracias a eso son todas las grandes obras de la ingeniería incaica y preincaica, debido a la hoja de coca. Y no trae ningún problema a menos que se carezca de alimentación, porque el que coquea evita comer un poco más que el que no coquea.

¿Pero no quita el hambre?

Quita le hambre pero no el apetito, ¿cuál es la diferencia?, el hambre es la necesidad del alimento en ausencia de él, y el apetito es la respuesta frente al alimento presente, eso no lo quita. Se puede coquear y no sentir nada de hambre, pero llega el momento en que le sirven una comida y va a comer más que si no hubiera coqueado.

¿Los cultivos se están reduciendo?

Es difícil saberlo a ciencia cierta, probablemente el gobierno estadunidense tenga conocimiento, porque evidentemente es Estados Unidos quien tiene mejor control del planeta en este momento y tiene censores y una serie de métodos a distancia que les permite saber, quiera Dios que no estén desapareciendo sino simplemente que estén sin trabajarse, ahora porque la mafia ha bajado su demanda. Cuento con que si cambia la legislación se puedan recuperar esos cultivos rápidamente. Pero la situación es totalmente incierta, como hay tanto prejuicio nadie hace investigaciones de campo yendo a ver cuánto queda, son apreciaciones que vienen muchas veces por vía policiales.

¿Qué requisitos se deben tener para poder cultivar hoja de coca?

Me dicen que los cultivos colombianos ahora son muy bien llevados, acá no, como se daba con tanta facilidad se pasaba al monte y se sacaba coca y se acabó, si se agotaba el terreno se iban a otra parte y hacían lo mismo, la coca se da en tierras muy pobres y a la vez es muy dadivosa. En el llano amazónico hay una coca más baja que es la que se llama ipadu, pero hay coca de la vertiente oriental, que es la de lluvia, la de la vertiente occidental, en Trujillo hay una excelente coca, la coca costera es de riego que es distinta a la del otro lado, es más pequeña, más dulce, en el siglo XVI se cultivaba en todos los valles costeros a partir de los 800 metros de altura, como el caso del valle central de Cocachacra, que era chacra de coca. En varios valles costeros había zonas de coca, esas se han extinguido, menos en Trujillo, porque todavía sobreviven algunas plantaciones de esta coca.

¿La mejor manera de consumirla es masticando?

Sí, mientras no se invente una pastilla que la remplace, que bien podría hacerse, o una goma de mascar. En el año 79 un médico norteamericano pidió una autorización a su gobierno para hacer una goma de mascar y se la negaron.

¿Y la cocacola?

La cocacola sigue comprando, ahora durante todo este siglo ha comprado. Lo que hacen es descocainizar la planta, le quitan la cocaína, que va a los laboratorios farmaceúticos gringos, incluso se conservan productos farmaceúticos con cocaína y todavía hay un uso quirúrgico para operaciones nasales; hay un uso legal todavía de la cocaína, pero esa cocaína que tiene uso legal no se produce en el Perú, se produce allá, ¡por eso estamos como estamos! Son productos combinados para casos terminales de cáncer o para ser usados en anestesia local. Freud la empleaba.

El era un gran consumidor de cocaína...

Sí, por eso escribió tanto...

¿Así que la cocacola sigue comprando?

Claro. Sin embargo, en un tiempo la cocacola decía que ya no... Lo trataron de esconder y divulgaron que no era por la coca sino por la cocoa. Hay tablas de ventas de hoja de coca a comienzos de siglo, nosotros batimos el record en 1906 de exportación y en ese año surgieron las primeras limitaciones en Estados Unidos y se cayó nuestra importación, sin embargo a través del siglo han venido comprando 200 mil, 300 mil, 400 mil kilos. De ahí sale por lo menos tonelada y media de cocaína. La mandan a través de una compañía subsidiaria de la cocacola que se llama Stephan Chemical, de New Jersey, ésta es la compañía que procesa la coca, separa la coca y el resto de la coca va a la cocacola; la cocaína va al laboratorio, o a menos que vaya para reservas de la Casa Blanca, ja, ja, ja.

¿Cómo se diferencian los cultivos tradicionales de los del narcotráfico?

El cultivo tradicional se realiza aquí, en la zona de Cuzco, donde los campesinos tenían parte de coca y parte de pan de llevar, en cambio l aproducción para el narcotráfico ha crecido en zzonas no tradicionales de cultivo, lo han hecho a la mala porque al fin y al cabo la coca sea buena o sea mala igual va a la posa, igual se macera, igual sale cocaína, o sea no les ha importado la calidad de la hoja, los cultivos tradicionales son de mayor confianza. El caso del opio yo lo defiendo porque es análogo al caso de la coca, no porque yo tenga el mismo conocimiento ni experiencia como el caso de la hoja de coca, pero es análogo porque en los tres casos la condena es solamente de los siquiatras, los médicos tendrían que dar un juicio positivo porque ellos saben que estas plantas tienen virtudes médicas.

¿Usted le recomienda a la gente masticar coca?

Desde luego, yo a todo peruano le sugeriría consumir hoja de coca, sobre todo en estos momentos... porque levanta el ánimo, que ahorita está por los suelos. Nadie del mundo político toca el tema. Fujimori o la oposición, a mí me da lo mismo porque ninguno de ellos se preocupa de la coca, mientras nadie se preocupe de la coca no vamos a levantar la cabeza, es un tema demasiado importante, de eso depende la corrupción policíaca, militar.

Al narcotráfico no le convendría una legalización...

No sólo al narco, sino también a los poderes que auspician al narcotráfico. El mundo de hoy sobrevive porque el poder mismo está corrompido, de lo contrario no habría manera de explicar todo lo que sucede. Creo que si uno va a Nueva York es lo mismo porque se encuentra con que 60 por ciento de los policías ganan dinero por los sobornos. Por otra parte se habla de que el hijo de Kennedy que se mató consumía cocaína, así también a Maradona lo muestran ahora en las noticias, lógicamente, tiene que haber una red de distribución que no puede ser desconocida. Yo parto de algo fundamental: en el mundo de hoy, creo que nada escapa al control policial, cómo explicar entonces que existen lugares de venta a cuatro cuadras de una comisaría y que nadie se dé cuenta. Cuando vives en un barrio cómo no vas a terminar conociendo a todo el mundo y saber quién es el vendedor, quiénes somos los compradores, los compradores estamos fichados, yo he ido a comprar marihuana a uno de esos lugares, es un señor que la vende hace 30 años, cómo no lo van a conocer ¡por favor!

¿Y usted la fuma aquí en su casa?

Sí, claro, claro...

Porque fumarla en la calle no está permitido...

Tampoco está prohibido, eh, para la ley quizá somos unos adictos pero es legal, fumar es legal, el ideal sería producir para el propio consumo, si yo tuviera una chacrita tendría mi propio consumo, como lo hacen en España ahora que tienen una asociación de productores para el autoconsumo con asesoría legal y todo, en España se está produciendo ahora una excelente marihuana gracias a ello.

¿En cuánto a las alternativas de industrialización de la hoja de coca?

Bueno, aquí cerca hay un restaurante que se llama Pantagruel, ahí ofrecen pan de coca, hay varios restaurantes que están ofrecienco cocteles con coca; a la hora que se le vea como un producto más a emplearse, no sólo tipo pan, pueden ser pastillas, jarabe, bebidas, una gaseosa nacional con coca integral, ¡una cocacola auténtica, digamos! Como fue en un principio, coca peruana y cola de Africa, originalmente la cocacola se hacía con toda la coca, con cocaína ¡eso podría ser!, sacar una gaseosa con una coca completa. En Brasil han hecho algo similar con la guaraná que ha sacado una gaseosa que compite en ventas con la cocacola, si la Inca Kola se animara a sacar una, ahora que están unidas con la cocacola, por lo menos para el consumo regional, incluso la ley internacional lo permitiría para el consumo integral: tendríamos un producto fabuloso, y quien saldría ganando sería el campesino porque su coca mejoraría de precio.

¿Desde aquella primera vez que consumió hoja de coca a la fecha ha tenido algún tipo de padecimiento?

Sí, pero fue más que todo porque no me alimenté lo necesario, pero fue un descuido personal, incluso me recupere usando coca.

¿Y si no la tiene a la mano?

La extraño, las que son verdaderamente apremiantes son las que uno se inyecta, la heroína, la cocaína misma, cuando uno no las tiene se desespera, en cambio la hoja de coca no, es una cosa mucho más moderada, uno la extraña, francamente con todos los tonos afectivos que quieras pero sólo es eso, así como cuando no tienes cigarrillos o café.

¿Y la diferencia es mucha entre consumir la planta y consunmir cocaína?

Bueno, al menos yo he hecho experiencias de cocaína, de lo contrario no lo diría, la cocaína me hace sentir demasiado y los seres humanos no somos tanto, con la cocaína uno se siente impune, desfachatado y a mí no me gusta sentirme ni impune ni desfachatado.


ver en complot1.com

estás viendo:
Virtudes sinsabores de una planta de los dioses. Entrevista con Balmodero Cáceres
volver arriba

#cocaína Historia Antropología Sustancias


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation