Loading
Buscar en Drogas México

   

El niño sicario :: Drogas México
género

Artículo

El profesor Tuta
El niño sicario
Inteligencia bajo sospecha


Columna Plan B

Es un niño flacucho que se muerde los labios con la ansiedad de quien se ve forzado a explicar su comportamiento frente a periodistas que no se preocupan por cubrir su rostro. A cada pregunta, baja la mirada; los hombros caídos, las manos restregándose, mira de reojo a los adultos que le rodean
...

DIC
9
2 0 1 0
0 comentarios


El niño sicario

Lydia Cacho

Jueves 9 de diciembre de 2010 (09/12/10)
El Universal ver en eluniversal.com.mx





Columna Plan B

Es un niño flacucho que se muerde los labios con la ansiedad de quien se ve forzado a explicar su comportamiento frente a periodistas que no se preocupan por cubrir su rostro. A cada pregunta, baja la mirada; los hombros caídos, las manos restregándose, mira de reojo a los adultos que le rodean y que, sin abogado o tutor presente, han decidido hacerle un juicio mediático. Rodeado de soldados armados, este niño no sólo fue arrebatado de su infancia por Jesús Radilla Hernández, “El Negro”, nuevo líder del Cártel del Pacífico Sur (CPS, Beltrán Leyva en Morelos); además fue linchado moralmente en un espectáculo mediático. La noticia plagada de exageraciones le dio la vuelta al mundo.
¿Qué nutre más el morbo que exhibir a este niño sicario para demostrar cuán bajo ha caído la sociedad mexicana? Que una psicóloga experta asegure en la radio que el niño es un psicópata sin haber elaborado peritaje, pero “por lo que muestran los medios” asegura que estos niños “nacen malos”. Qué mejor para nutrir el mito de un México cruel, despiadado, infame y sin cura para su violencia, que usar a un niño como emblema.
[FRAGMENTO]

http://www.eluniversal.com.mx/columnas/87553.html


ver en eluniversal.com.mx


estás viendo:
El niño sicario
volver arriba


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation