Loading
Buscar en Drogas México

   

¿Un mundo sin drogas? :: Drogas México

Medicina

[ No hay fichas posteriores ]
¿Un mundo sin drogas?
El PAS, por despenalizar la mariguana


Los científicos creen que una vacuna contra las drogas podría erradicar las adicciones, inmunizando a los niños. El siguiente reportaje revisa los dilemas...Las discusiones sobre las drogas ilegales suelen traer aparejados argumentos morales, éticos, económicos o legales de lo más elocuentes; sin embargo, únicamente los consumidores pueden hablar de las drogas desde el placer. No...
JUN
6
2 0 1 1

0 comentarios


¿Un mundo sin drogas?

Mara Muñoz

Lunes 6 de junio de 2011 (30/06/11)
Dia Siete ver en diasiete.com

Los científicos creen que una vacuna contra las drogas podría erradicar las adicciones, inmunizando a los niños. El siguiente reportaje revisa los dilemas que implica, como abrir el camino a nuevos narcóticos.



Las discusiones sobre las drogas ilegales suelen traer aparejados argumentos morales, éticos, económicos o legales de lo más elocuentes; sin embargo, únicamente los consumidores pueden hablar de las drogas desde el placer. No obstante, en México la discusión pública está determinada principalmente por factores lejanos al placer de los consumidores; el estigma y la criminalización sobre el consumo inhibe a muchos a declararse consumidores a favor de la legalización.

El pensamiento abstemio se ha visto reforzado por laviolencia y el miedo: hace más de cuatro años, desde que el presidente Felipe Calderón Hinojosa comenzó su “guerra” contra el narcotráfico, más de 28 mil personas han muerto por causas relacionadas con la delincuencia organizada y el tráfico de drogas. Un lugar común. La sociedad mexicana piensa en las drogas bombardeada por imágenes de violencia: enfrentamientos armados, decapitados, seres humanos en parto de una nueva sociedad, aunque nadie sabe cuál. Así, la discusión pública sobre las drogas ilegales lleva una carga decretada por la mayoría, su moral y su miedo.

La explicación única e irreflexiva sobre la violencia desbordada que la asocia al tráfico y consumo de drogas ilegales ha traído además ciertos remedios de corte futurista: en enero de 2011, el gobierno federal presentó una vacuna contra la cocaína como un avance científico en ciernes. José Ángel Córdoba Villalobos, secretario de Salud, estuvo en la presentación, la prensa mexicana difundió la nota y el asunto quedó en el olvido.

La vacuna contra la cocaína inhibe los efectos de la droga porque evita que llegue al cerebro; hasta el momento ha sido administrada sólo en roedores sometidos a dosis “triple mortales” de cocaína sin efectos, ni siquiera presentaron alteración cardiaca; aquellas ratas que no fueron vacunadas murieron de sobredosis, reporta el Instituto Nacional de Psiquiatría que lleva a cabo las investigaciones que darán frutos en 10 ó 15 años.

La vacuna evita que la cocaína provoque el subidón de energía que la caracteriza, el rush que permite acelerar las funciones cerebrales y corporales más allá de lo normal. En el terreno humano muchos se han servido de estos efectos, basta mencionar a Sigmund Freud, David Bowie, Julio Cesar Chávez, Frank Sinatra o Maradona como consumidores. Pero no sólo intelectuales o creadores míticos han usado drogas ilegales.
[Fragmento]

Debilidad rentable

José Carlos, consumidor regular de drogas, sobre todo de cocaína ymarihuana, responde sorprendido a la noticia sobre la vacunaanticocaína: “¿Y eso a quién beneficia?”.

Las grandes discusiones públicas en medio de la confusión de masas por la violencia extrema y cotidiana, dejan sin voz a muchos. En esta discusión sobre las drogas ilegales y sus posibles“remedios”, los consumidores han dicho poco a aquellos que desean frenar el consumo desde el poder de sus escritorios. “Si se trata de ayudar a la sociedad, quizá sería más conveniente que hagan una vacuna contra el crack. Los adictos a la cocaína tienen dinero para comprarla, no necesitan robar; los crackeros generalmente son pobres, es más común que ellos roben para comprar su droga”, dice José Carlos en respuesta al argumento social que empuja las investigaciones para encontrar una vacuna contra la cocaína.
[Fragmento]

Libre, a pesar de sí

La humanidad no ha cesado en buscar drogas, caminos al placer tan cercanos a la ciencia como las vacunas que desarrollan científicos en institutos de salud pú-blica de México, como el Instituto Nacional de Psiquiatría,y países como Inglaterra y Estados Unidos. Pero quizá la ciencia que ahora busca eliminar los efectos de algunas drogas será la misma que investigará nuevas sustancias para superar antídotos; además, los remedios que ignoran al individuo pueden ser origen de tendencias para restringir la libertad de todos, como apunta la propuesta de Alexis Osburn, investigador de la Universidad de Cleveland sobre el desarrollo y uso de vacunas antidrogas: al igual que las vacunas que inmunizan a los niños contra la viruela y el sarampión, aquellas contra las drogas podrían ser una solución para erradicar las adicciones inmunizando a los niños. En este contexto, la gran cantidad de vidas que ha cobrado la “guerra contra el narcotráfico” ha dejado de lado el análisis y la rendición de cuentas en la prevención y atención al delito y las adicciones.

El presupuesto gubernamental para la prevención de adicciones aumentó de 135 millones de pesos en 2006 a 400 millones en 2011. Dinero vasto para el lector sin responsabilidad pública. Pero tan sólo en 2011 la seguridad pública tendrá 112 millones de pesos que irán en su mayoría a policías, soldados y armamento. No obstante, “el dinero ilegal que entra a México cada año es entre 25 mil y 36 mil millones de dólares”, dice Pedro José Peñaloza, ex presidente del Instituto Nacional de Prevención del Delito, quien señala que el gobierno necesitaría de 300 a 400 mil millones de pesos para medir fuerzas en el terreno de las armas con el crimen organizado. Los grupos de narcotraficantes mexicanos adelantan en el contrabando internacional de drogas, según la DEA. México ha aumentado su mercado de consumo interno y tiene por vecino al mayor consumidor. Sin embargo, la legalización de las drogas es un tema de minorías, descartado tajantemente por el gobierno federal.

Por lo pronto, parece asunto de ciencia ficción imaginar las medidas de represión armada suficientes para erradicar el “mal” en el escenario actual

[Fragmento]


¿Un mundo sin Drogas?

Quizá. En 10 ó 15 años. Los científicos creen que una vacuna contra las dorgas podría erradicar las adicciones inmunizando a los niños. Ya existe una antídoto experimental que sólo se ha utilizado con ratas, pero se requiere más de una década para desarrollarlo. El siguiente reportaje revisa los dilemas que implica, como abrir el camino a nuevos narcóticos.


Otros caminos

El remedio para el “mal” también abre mercados para vacunas y nuevas drogas, como ha apuntado el debate público en el Reino Unido, a raíz de las investigaciones desarrolladas por su gobierno. “Donde los legisladores insisten en buscar soluciones regulatorias (leyes) en primera instancia, debemos imaginar un enfoque que apunte de manera creciente a una solución tecnológica”, señaló en 2008 la Academia de Ciencias Médicas en el reporte gubernamental “Brain Science, Addiction and Drug”.

Las conclusiones son parte de un informe integral que analiza un nuevo enfoque gubernamental para el control de las drogas que daría un giro a una sólida y vieja política contra las adicciones, en este contexto se enmarcan las vacunas antidrogas en el Reino Unido.

El objetivo es modificar el funcionamiento biológico del ser humano para inhibir sensaciones de placer producidas por las drogas; este es el futuro para erradicar su uso. El reporte despertó un debate público sobre los límites del Estado para restringir las libertades individuales.


ver completo en: diasiete.com

ver en diasiete.com


estás viendo:
¿Un mundo sin drogas?
volver arriba
Vacuna contra las adicciones Legalización Medicina Salud Guerra antidrogas #cocaína


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation