Loading
Buscar en Drogas México

   

La Guerra Fría y la del narco se enlazan :: Drogas México
género

Artículo

Michoacán, donde los narcos hacen su nido
La Guerra Fría y la del narco se enlazan
Templo Mayor


"...cuando la Guerra Fría estaba por concluir, en 1987, se iniciaron las negociaciones entre el gobierno de Guatemala y los insurgentes, pero sólo hasta diciembre de 1996, tras 36 años de conflicto armado, se pudo firmar el ‘Acuerdo de Paz Firme y Duradera’ entre el gobierno y la Unidad Revolucionaria Nacional...
SEP
29
2 0 1 1
0 comentarios


La Guerra Fría y la del narco se enlazan

Lorenzo Meyer

Jueves 29 de septiembre de 2011 (29/09/11)
Reforma ver en reforma.com





"...cuando la Guerra Fría estaba por concluir, en 1987, se iniciaron las negociaciones entre el gobierno de Guatemala y los insurgentes, pero sólo hasta diciembre de 1996, tras 36 años de conflicto armado, se pudo firmar el ‘Acuerdo de Paz Firme y Duradera’ entre el gobierno y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca. Una consecuencia de dicho acuerdo fue la reducción de los efectivos del Ejército guatemalteco de 50 y a 17 mil en 2004. Esa desmovilización de un Ejército ya kaibilizado tuvo lugar justo al sur de México y precisamente cuando en nuestro país la fuerza del narcotráfico iba en ascenso al punto de poder dotarse de sus propias fuerzas irregulares. Y aquí hay una ironía: Guatemala terminaba una guerra interna pero México se adentraba en otra; la primera había sido básicamente política pero la segunda era sólo económica: la lucha por y contra un narcotráfico calculado en 30 mil millones de dólares anuales. Los kaibiles podían pasar de la una a la otra." [Fragmento seleccionado por Cyberboletín CuPIhD]

Columna Agenda Ciudadana ver completo en: reforma.com

ver en reforma.com


estás viendo:
La Guerra Fría y la del narco se enlazan
volver arriba


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation