Loading
Buscar en Drogas México

   

Las víctimas son primero :: Drogas México
género

Artículo

Cuelga las sandalias un conspirador
Las víctimas son primero
Templo Mayor


Como respuesta a las demandas de justicia de las personas afectadas por la lucha contra el crimen, el gobierno federal creó la Procuraduría de Atención a Víctimas del Delito (Províctima), una institución que prometía ser enlace entre los ciudadanos y el Estado. El problema es que, de acuerdo con su titular, Sara Irene Herrerías, la institución...
ENE
30
2 0 1 2
0 comentarios


Las víctimas son primero

El Universal

Lunes 30 de enero de 2012 (30/01/12)
El Universal ver en eluniversalmas.com.mx





Como respuesta a las demandas de justicia de las personas afectadas por la lucha contra el crimen, el gobierno federal creó la Procuraduría de Atención a Víctimas del Delito (Províctima), una institución que prometía ser enlace entre los ciudadanos y el Estado. El problema es que, de acuerdo con su titular, Sara Irene Herrerías, la institución carece de recursos para cubrir la demanda y le faltan facultades para obligar a los estados a apoyar a quienes lo requieren. Cabe recordar que la mayoría de los delitos en el país son del fuero común –asaltos, homicidios, extorsiones– y, por lo tanto, su atención es responsabilidad de las entidades. A esto hay que sumar la persistencia de denuncias ciudadanas por presuntos abusos de las fuerzas federales y militares. En estas páginas se hace hoy un recuento de dos fallecidos –Jethro Ramsés y Bonfilio Rubio Villegas– a manos de soldados, cuyos familiares han luchado durante años para dar castigo a los responsables y conseguir el resarcimiento del daño." [Fragmento seleccionado por Cyberboletín CuPIhD]
Editorial ver completo en eluniversal.com.mx

ver en eluniversalmas.com.mx


estás viendo:
Las víctimas son primero
volver arriba


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation