Loading
Buscar en Drogas México

   

México, un país violento contra los niños :: Drogas México
trisección

Políticas

La fábula de los tres cochinitos
México, un país violento contra los niños
Institucionalizan el michoacanazo


"La década comprendida entre los años 2001 y 2010 fue particularmente violenta, no sólo en lo relativo a la lucha contra el narcotráfico y otras formas del crimen organizado, sino en la violencia de lo que se conoce como el ‘orden común’, es decir, la que se expresa en crímenes de delincuentes que...
FEB
1
2 0 1 2
0 comentarios


México, un país violento contra los niños

Miércoles 1 de febrero de 2012 (01/02/12)
La crónica ver en cronica.com.mx





"La década comprendida entre los años 2001 y 2010 fue particularmente violenta, no sólo en lo relativo a la lucha contra el narcotráfico y otras formas del crimen organizado, sino en la violencia de lo que se conoce como el ‘orden común’, es decir, la que se expresa en crímenes de delincuentes que no forman parte de redes delincuenciales. Los datos oficiales son verdaderamente alarmantes: en la década señalada, el INEGI ha contabilizado un total de 128,752 homicidios, de los cuales 78,890 se cometieron entre 2006 y 2010, es decir, en la administración del presidente Felipe Calderón; la suma señalada equivale al 61.2% del total de los asesinatos que se cometieron en la década pasada. Pero en este horripilante recuento de datos sobre muertes provocadas por la acción homicida, hay una parte aún más siniestra: ésta se encuentra en el hecho de que INEGI contabiliza entre los años 2001 y 2010 un total de 14,976 asesinatos de niñas, niños y adolescentes que al momento de morir tenían menos de 19 años." [Fragmento seleccionado por Cyberboletín CuPIhD]
ver completo en cronica.com.mx

ver en cronica.com.mx


estás viendo:
México, un país violento contra los niños
volver arriba


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation