Loading
Buscar en Drogas México

   

De prisión a puesto público :: Drogas México
autor como fuente

El Universal

Golpes bajos y alabanzas de Clinton; petróleo en riesgo y poderío de ‘Los
De prisión a puesto público
Voces de alerta


"Un día la SIEDO y el Ejército se los lleva y asegura que se les arresta por nexos con el narcotráfico. Unos meses después esos mismos ex funcionarios de seguridad arrestados y encarcelados son jefes policiacos en otra ciudad. ¿Quién es responsable de esta descomposición y confusión en el país? Dos casos notables de norte...
FEB
20
2 0 1 2
0 comentarios


De prisión a puesto público

Lydia Cacho

Lunes 20 de febrero de 2012 (20/02/12)
El Universal ver en eluniversalmas.com.mx





"Un día la SIEDO y el Ejército se los lleva y asegura que se les arresta por nexos con el narcotráfico. Unos meses después esos mismos ex funcionarios de seguridad arrestados y encarcelados son jefes policiacos en otra ciudad. ¿Quién es responsable de esta descomposición y confusión en el país? Dos casos notables de norte a sur nos muestran cómo se trazan las rutas operativas de los cárteles y sus vínculos con jefes policíacos, la opacidad de ambos casos deja a la sociedad con la clara sensación de que los policías corruptos son intocables. El 2 de septiembre de 2009 Salvador Rocha, entonces secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, fue arrestado y arraigado por Siedo junto con el jefe de la Policía Turística de Cancún, el delegado y subdelegado de la PGR. Rocha fue acusado de dar protección a la delincuencia organizada. Denuncias anónimas previas de colaboradores de Rocha se fortalecieron con el video de 'Matazetas' en que lo señalaban como cómplice." [Fragmento seleccionado por Cyberboletín CuPihD]
ver completo en eluniversal.com.mx

ver en eluniversalmas.com.mx


estás viendo:
De prisión a puesto público
volver arriba


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation