Loading
Buscar en Drogas México

   

Un largo camino :: Drogas México
género

Reportaje

Prolifera narcomenudeo en la colonia Condesa
Un largo camino
Candidates in Mexico Signal a New Tack in the Drug War


Por la denuncia anónima de un vecino, la policía allanó su casa. Estuvo preso once meses, varios de ellos en la peor cárcel....Juan Vaz estaba lejos de ser un activista cannábico cuando le allanaron su chacra en el departamento de Canelones, en las afueras de Montevideo en 2007. Apenas si se juntaba con amigos cultivadores y...
JUL
8
2 0 1 2

0 comentarios


Un largo camino

Emilio Ruchansky

8 de julio de 2012 (11/07/12)
ver en pagina12.com.ar

Por la denuncia anónima de un vecino, la policía allanó su casa. Estuvo preso once meses, varios de ellos en la peor cárcel. Ahora se convirtió en un referente de la campaña por la legalización del cannabis. Ya asesoró en un proyecto de ley.



Juan Vaz estaba lejos de ser un activista cannábico cuando le allanaron su chacra en el departamento de Canelones, en las afueras de Montevideo en 2007. Apenas si se juntaba con amigos cultivadores y catadores en la naciente comunidad cannábica llamada Planta tu Planta. Vaz trabajaba entonces, como ahora, brindando sus servicios de programador informático para empresas ligadas al agro. Los once meses que estuvo preso, primero en una de las peores cárceles y luego en una flexible, lo convirtieron en uno de los principales activistas pro legalización en Uruguay, al punto de haber asesorado en un proyecto de regulación del cannabis presentado en el Parlamento, antes de la iniciativa lanzada desde el propio Poder Ejecutivo. Tras las rejas, recuerda, leyó manuales sobre el cultivo de marihuana y repasó a Gregor Mendel, “el padre de la genética”. Por esos años, Vaz ya estudiaba biología: “De-scubrí que el suelo era una entidad viviente y que la vida de ese suelo era fundamental para el desarrollo de las plantas”.

Su causa judicial comenzó con una denuncia anónima, que permitió a la policía conseguir una orden de allanamiento, sin pruebas de que comercializara ni una foto de sus plantas, como les ocurre a muchos cultivadores argentinos. “¿Y cómo van a tener fotos si las plantas las tenía dentro de mi casa? Se metieron en mi casa por una llamada anónima”, dice. Tiempo después supo que había sido víctima de una pelea de vecindario. Tenía entonces 45 plantas: 26 eran pequeños gajos de otras plantas, más conocidos como “esquejes”; había plantas macho que no tienen sustancia psicoactiva pero son útiles para producir semillas; plantines en crecimiento y cinco plantas en floración, es decir, con flores aptas para el consumo.

“Era un cultivo normal, de alguien que le gusta, que lo tiene como hobbie y juega a hacer genética, nada de escala comercial. El área de floración era un metro cuadrado, con una lámpara específica. Esa es la sala de partos. Ahí se evalúa tu capacidad de producir”, explica Vaz. En Uruguay no se pena la tenencia de drogas para uso personal pero sí el autocultivo. El artículo 30 de la ley 17.016 pena al que “sin autorización legal produjere de cualquier manera las materias primas o las sustancias capaces de producir dependencia psíquica o física, contenidas en las listas”. La marihuana es una de ellas y la pena va de 20 meses a 10 años (ver aparte). Vaz fue condenado a 2 años y 4 meses por el artículo 30. “Salí bajo palabra y después me archivaron la causa”, dice este activista, miembro de la Asociación de Estudios del Cannabis de Uruguay, AECU. [Fragmento]

ver en pagina12.com.ar


estás viendo:
Un largo camino
volver arriba
#Legalización en Sudamérica


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation