Loading
Buscar en Drogas México

   

El Informe y las drogas :: Drogas México
autor

Jorge Hernández Tinajero

El Presidente en Naciones Unidas
El Informe y las drogas
Cerca y lejos: ¿reforma de la marihuana en México?


El Informe y las drogas Hasta el último momento de su sexto informe de gobierno, el Presidente Felipe Calderón confundió drogas con narcotráfico y crimen organizado; y también fue simplista y maniqueo hasta el final. En materia de seguridad, para justificar sus decisiones, repitió hasta el cansancio la...
SEP
4
2 0 1 2

0 comentarios


El Informe y las drogas

Jorge Hernández Tinajero

Martes 4 de septiembre de 2012 (06/09/12)
Colectivo por una Política Integral Hacia las Drogas CUPIHD ver en cupihd.org






El Informe y las drogas

Hasta el último momento de su sexto informe de gobierno, el Presidente Felipe Calderón confundió drogas con narcotráfico y crimen organizado; y también fue simplista y maniqueo hasta el final.

En materia de seguridad, para justificar sus decisiones, repitió hasta el cansancio la falsa dicotomía en la que "están los que no quieren que se haga nada frente al delito y el crimen organizado". Comenzó con "la delincuencia organizada terminó utilizando a la policía" para justificar la presencia de las fuerzas armadas en la lucha, y concluyó señalando que fue la suma de narcotráfico más el narcomenudeo la que derivó en la violencia que nos afecta ahora a todos como ciudadanos.

Presumió también de contar ahora con las bases de una nueva policía, pero omitió mencionar los últimos incidentes de ésta en el aeropuerto de la ciudad de México y en el confuso ataque contra un marino y dos estadounidenses con credenciales diplomáticas, amén de otros escándalos notables de la misma durante su administración.

Y es que al reiterar a las drogas como el motivo moral de su cruzada contra el crimen, tropezó una y otra vez con una realidad más compleja que la dialéctica entre buenos y malos, y nunca pudo superar las contradicciones y dificultades para comunicar su estrategia.

En la muy particular visión del Presidente, el consumo de drogas sigue siendo producto de la falta de fe en Dios, de la falta de valores, o de tener un mejor poder adquisitivo, según fuera el caso; y volvió a refugiarse en su percepción de que la demanda de drogas, la interna y la de Norteamérica, son las causantes directas de la violencia que se desató, y que continúa bajo su mandato.

Al hablar de la recuperación del tejido social, por ejemplo, dijo que el programa “Escuelas seguras” fue diseñado para contener problemáticas vinculadas con "violencia, adicciones, pandillas, drogas y armas", y también que se debía promover la "cultura de legalidad y prevención de las adicciones". De nuevo la confusión, las drogas junto a la violencia, las drogas junto a las adicciones.

Irónicamente, cuando fue acusado por una periodista de ser alcohólico, él mismo debió defenderse del tipo de generalizaciones e insinuaciones que, una y otra vez, aparecieron como rasgos de sus convicciones con respecto al uso de drogas, a su empecinamiento para confundir el uso con el abuso.

Implícitamente, al reconocer el crecimiento del mercado interno, aceptó el fracaso de su gobierno para evitar el crecimiento en el consumo de drogas, lícitas o ilícitas. Aún sin publicar, la nueva Encuesta Nacional de Adicciones brilla aún por su ausencia, y las tendencias en la última parecieron confirmarse por el propio mandatario saliente.

Por último, habló de “la necesidad de continuar” con una política exterior activa, “que promueva en la comunidad internacional todas las alternativas, incluyendo las alternativas de mercado, para reducir el flujo de recursos provenientes de las exorbitantes ganancias del tráfico de drogas. Sólo así podremos avanzar en la construcción de un país de leyes."

Esto último, muy bien. Pero fue justo lo que no hizo en los foros internacionales.

ver en cupihd.org


estás viendo:
El Informe y las drogas
volver arriba
Sexenio de Calderón


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation